¿ES POSIBLE UN AMOR CADA VEZ MAS PROFUNDO?

Estoy casi seguro de que ud se va a sorprender de lo que leerá aquí, pues con la misma velocidad con que avanza la tecnología moderna avanzan también el conocimiento científico (base de la tal tecnología) y el conocimiento de quienes somos, cómo funcionamos y cómo podemos vivir mejor cada día por venir.

Piense ud por un segundo que hace tan sólo 30 años atrás el teléfono móvil pesaba cerca de 1 kg, tenía un tamaño de 33.02 x 4,445 x 8,89 centímetros y su batería duraba una hora de comunicación o una jornada laboral (ocho horas) en espera… Igual, hace 30 años ignorábamos completamente las bases del amor (sólo había especulaciones aisladas y poco consistentes) y cada quien tenía una versión particular y reducida de la energía más poderosa de la vida: el AMOR.

Ahora (y como le decía, se que lo va a sorprender), han sido los físicos de partículas los que confirman lo dicho por místicos desde hace miles de años: el amor es la energía básica que hace posible que esta realidad esté constituida como es. Lo han logrado observando “las partículas divinas” que no son otra cosa que los microátomos que permiten la aglutinación de otras partículas que al unirse configuran la materia tal y como se presenta, incluyendo a nosotros, los seres humanos.

Son tres las características básicas que hacen que el amor se manifieste:

1. SIMETRIA: Se refiere a la correspondencia o compatibilidad, ya sea por semejanza o por complementariedad, de los componentes que han de unirse para que se de la unión amorosa entre los elementos. Piense ud en cuáles son los propósitos vitales, el sentido de la vida de la posible futura pareja, los valores y gustos que le atraen de esa persona y ya estará dando el primer paso para un amor eterno, digno, disfrutable, feliz y saludable.

2. CONEXIÓN: Es necesario el encuentro frecuente e intenso entre las partes y un compromiso de fortalecer la unión, basado en la coordinación de acciones que aumenten la energía comunicativa y fortalecedora del deseo de permanecer como equipo cómplice para el abordaje de la construcción conjunta de un destino común: ya sean hijos, propiedades, momentos, planes, etc.

3. INTEGRACION: Señalan algunos coachs y terapeutas de pareja que en la unión amorosa rige la ley 1+1=3… Es cierto, en la medida en que la unión en sí misma forme una esencia en sí, se constituya en una razón de ser y trascienda, respetando, los intereses particulares de cada miembro de la pareja.

Los físicos y los filósofos que se fundamentan en el desarrollo científico (los ultramodernos) sostienen que esta es la energía que está presente en todos y cada uno de los fenómenos que ocurren en este universo; y que en la medida en que la asumamos y trabajemos fuertemente para cultivar estas tres leyes del amor, disfrutaremos de una vida plena, feliz, saludable y digna de ser vivida.

Nosotros, en nuestros equipos de investigación-asistencia ILACOT-NEUROCODEX creemos, practicamos y celebramos estos maravillosos descubrimientos que nos brinda el talento humano en el siglo XXI y que nos llevan a concluir que ya, por fin, conocemos las LEYES del auténtico AMOR.

Leave a Reply

Free WordPress Themes, Free Android Games